Kaixo!  Me llamo Leyre.

Soy coach lúdico con la misión de ayudar a las personas a recuperar su juego,  a conocerse mejor para que puedan activar su potencial y sacar todo el talento que llevan dentro.

También soy psicopedagoga, maestra y licenciada en educación física, aunque ahora mismo me definiría más como emprendedora entusiasmada con el crecimiento personal a través del arte, el movimiento y lo lúdico.

Me gusta ver la vida como una aventura, como un juego lleno de retos y sorpresas que me ponen a prueba para enseñarme y hacerme crecer cada día. Después de 15 años explorando en el ámbito de la educación y el deporte desde diferentes perspectivas, el coaching lúdico apareció en mi camino y supuso un antes y un después en mi vida.

El reencontrarme con  este tipo de juego y vivir un proceso tan liberador ha sido transformador. El juego siempre había estado presente en mi vida pero en formas más cercanas al deporte o en contextos educativos, de la mano de de los juegos cooperativos.

En esta nueva forma de jugar que he descubierto me he podido sentir alineada, centrada y libre. Plena. He ganado en capacidad expresiva y en confianza y ha sido un proceso importante de empoderamiento.

Reconectar con el disfrute y experimentar el hacer las cosas con entusiasmo, reactivando la alegría como motor de vida ha sido clave. Y a  la vez me ha servido para  deshacerme de prohibiciones, pesos, creencias limitantes que me acompañaban desde la infancia.

Uno de mis sueños consiste en ver  una educación donde los alumnos parten de sus motivaciones y van aprendiendo experimentando con libertad y entusiasmo. Una educación basada en el talento y en las necesidades de las personas, donde las emociones, las interacciones, el arte y el juego son el centro y el punto de partida hacia el conocimiento. Por ello, hace tiempo que tengo un interés especial por las pedagogías activas e innovadoras.

A lo largo de mi vida he buscado respuestas y alternativas sin conseguir sentirme satisfecha hasta que he entendido que no puedo cambiar el sistema. Pero que puedo cambiar yo profundamente y acompañar a aquellas personas que también deseen cambiar.

El coaching lúdico y la pedagogía del entusiasmo engloban lo que estaba buscando. Y uniéndolos a las experiencias tan diversas que he vivido en diferentes contextos a lo largo de mi vida me permiten crear esta propuesta que me hace vibrar.

“Beste begirada bat” que en euskera significa otra manera de mirar, es la frase que resume una de las claves del proceso: vivir desde esa mirada inocente del niño, la mirada libre de juicios, generando así espacios seguros de libertad y alegría.

“JUGAR PARA SEGUIR CRECIENDO”

Es un privilegio para mí acompañar a las personas en este camino de exploración y crecimiento. Es mi deseo que recuperes tu espíritu lúdico y que puedas crear y vivir tu vida desde el entusiasmo desplegando todo tu potencial.